Atlético Tucumán de Argentina clasificó este martes a la tercera fase de la Copa Libertadores 2017 al imponerse 1-0 a El Nacional de Ecuador, en un partido que estuvo cerca de ser cancelado por un retraso de más de una hora de los argentinos.

El decano llegó retrasado a la cita por un inconveniente con el vuelo que lo trasladaba desde la ciudad de Guayaquil hasta Quito, y estuvo a un paso de quedar fuera del torneo, pero se recuperó en la cancha gracias a un gol de Fernando Zampedri en el minuto 63.

David Barbona, que se llevó por delante a los jugadores de El Nacional, conectó un centro que fue rechazado por la defensa de los ‘puros criollos’, pero en el rebote apareció Zampedri, que metió la pelota con un cabezazo.

“Esto es todo de los jugadores, festejen con los jugadores. La verdad fue descarado lo que nos hicieron, nos pararon un avión en la pista. Dos horas lo pararon. Entramos a la cancha sin hacer calentamiento. Estaban amenazando que llegábamos y no nos dejaban jugar. Ahí tienen, Dios es justo”, comentó el técnico del Tucumán, Pablo Lavallén, al pie de campo tras su triunfo.

Los argentinos llegaron una hora tarde al encuentro jugado en el estadio Olímpico Atahualpa de la ciudad de Quito (2.800 metros de altura), debido a que la Dirección de Aviación Civil canceló la autorización del vuelo contratado por Tucumán porque “incumplía con la regulación aeronáutica del Estado ecuatoriano”.

Sin camisetas ni guayos

El incidente retrasó a los jugadores que saltaron a la cancha sin calentar, con la camiseta de la selección argentina Sub-20 y con los guayos de ese equipo, que está disputando el campeonato Sudamericano de la categoría en Ecuador.

El choque se disputó por decisión de la Conmebol ya que según el reglamento el retraso máximo es de 45 minutos. El Nacional decidió jugar bajo protesta.

Pese a los apuros que enfrentó, el decano fue superior en el campo de juego, presionó desde el primer tiempo a su rival y tuvo más llegadas al arco de El Nacional.

A partir del minuto 20, los argentinos tomaron el control del balón y fueron constantes en sus ataques.

Tucumán buscó el gol a partir de tiros de esquina y avances por los costados, pero no fueron precisos en la definición.

La primera llegada importante de Tucumán ocurrió en el minuto 26, cuando Leonel Di Plácido lanzó un centro para Fernando Zampedri, que en lugar de golpear el balón con la cabeza, le dio con el hombro, y el tiro salió desviado por un costado del arco.

Para el minuto 30, El Nacional hacía un juego tibio, sin jugadas de peligro e intentaba robar el balón en la media cancha, que era dominada por los argentinos.

Al regreso de los camerinos, El Nacional trató de recuperarse. En el 53, Jorge Ordóñez envió un centro para Pedro Larrea, pero éste desaprovechó el disparo y mandó el esférico por encima del travesaño.

Presionados por el gol de Tucumán en el minuto 63, los puros criollos’trataron de arrastrar el juego hacia la zona rival, pero no pudieron mantener por mucho tiempo el balón.

En el 89, Jonathan Borja, que entró en lugar de Fabert Balda en el 58, avanzó hasta la última línea, generando peligro en el arco defendido por Cristian Lucchetti.

Sin embargo, el defensa Bruno Bianchi lo presionó para enviar un centro que fue fácilmente atajado por el guardameta de Tucumán.

En el duelo de ida, El Nacional y Tucumán empataron 2-2. el triunfo de este martes, el ‘decano’ se mantiene con vida en su primera participación en la Libertadores.

Tucumán medirá fuerzas con Júnior de Barranquilla, que derrotó 3-0 al venezolano Carabobo, en la siguiente fase del torneo, que se disputará el próximo 16 de febrero.

Sobre El Autor

Periodista: director de los programas El Café Mañanero y Latino Deportes de Latino FM.

Artículos Relacionados