El Real Madrid dio el primer paso para clasificarse para los cuartos de final de la Champions League y al derrotar al Nápoles en un encuentro que decidió en la segunda mitad. No fue fácil. Todo lo contrario. Los blancos, que pudieron marcar a los 22 segundos en un disparo de Benzema dentro del área que despejó Reina, tuvieron que remontar el tanto inicial del equipo italiano.

Llegó antes de que se cumplieran los diez minutos. Insigne vio adelantado a Keylor Navas y se inventó en el 8’ una rosca desde larga distancia que sorprendió al portero blanco. Tocaba reaccionar y el Madrid lo hizo. Dueño absoluto del balón, solo necesitó 10 minutos para devolver las tablas al marcador. Centro magnífico de Carvajal con el exterior y Benzema llevó el balón a la red con un bonito cabezazo._1AM0396_hThumb