Guillermo Lasso anuncia acciones penales y una denuncia ante la FIFA en contra del presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Carlos Villacís, como cómplice de la agresión a la salida del estadio.