El ídolo brasileño, Ronaldo Nazario, volvió a ponerse la camiseta blanca en el Santiago Bernabéu a más de diez años de su partida y recibió el cariño de la afición madridista.

El estadio acogió el “Corazón classic match”, un encuentro amistoso en el que el Real Madrid reunió a algunos de sus ex futbolistas con el objetivo de recaudar dinero para causas solidarias.

El principal atractivo del partido fue volver a ver sobre el césped a Ronaldo Nazario, quien salió con la dorsal número 9 en la espalda. El carioca, que jugó 177 partidos con el Real Madrid y marcó 104 goles entre 2002 y 2007, se situó como delantero centro y participó poco del juego, bien escoltado por su compatriota Aldair Nascimento.