Los hechos ocurrieron en torno a las 3.00 de la madrugada, cuando los ocupantes de un vehículo observaron un turismo detenido en la incorporación a la V-30 desde la avenida de Ausiàs March y, junto a él, lo que parecía el cuerpo de una persona. El conductor estaba fuera del turismo y movía el cuerpo. Al pensar que pudiera tratarse de un accidente, detuvieron su automóvil y preguntaron al otro conductor si había ocurrido algo y si necesitaba ayuda. Sin embargo, éste, lejos de aceptar su ofrecimiento, simplemente les dijo que no sucedía nada y que siguiesen su camino.

Los testigos prosiguieron su viaje pero, en cuanto se encontraron con un coche patrulla, comunicaron a los agentes lo que habían visto y los acompañaron al lugar del supuesto accidente, donde todavía estaba el cuerpo aunque ya no había ni rastro del vehículo ni de su ocupante.

La Policía avisó inmediatamente al Centro de Información y Coordinación de Urgencias, que movilizó una ambulancia del SAMU cuyo equipo médico sólo pudo confirmar que la mujer estaba fallecida.

Por el momento aún no está confirmada la identidad de la víctima, aunque los investigadores sospechan que se trata de una mujer ecuatoriana de 49 años.

Fuente: Levante-EMV

Sobre El Autor

Director General de: Latinosfm y Latinostv

Artículos Relacionados