fbpx

Hoy es una figura emergente de la música latina, pero antes de su debut profesional, cruzó de manera clandestina las fronteras más peligrosas de Centro América y en México fue detenida.

Antes de debutar como cantante profesional, Diana Ela, vivió una experiencia como migrante que la ha marcado para siempre.

   Luego de salir de su Cuba natal en 2014 y permanece durante un año viviendo en Ecuador, Diana, que entonces tenía 18 años, emigró junto a otros cubanos a Estados Unidos a través de Centro América.

En su travesía centroamericana, la joven cruzó de manera clandestina las fronteras más peligrosas de los países de la región  y en México estuvo retenida durante una semana.

  Sin embargo, Diana, se sobrepuso a los obstáculos del viaje y pudo llegar a Estados Unidos, donde ha empezado una nueva vida que le está permitiendo explorar su talento musical.

   No es un cuento de hadas, ni mucho menos un relato alegre sobre el famoso sueño americano; se trata de una experiencia reciente y real con nombre propio: Diana Ela,  quien arriesgó su vida en su aventura, teniendo en cuenta que anualmente miles de migrantes que hacen la misma travesía, corren con peor suerte y pierden la vida a manos de asaltantes, enfermedades y otros peligros que acechan el viaje.

     Pero en pleno siglo XXI, ¿qué puede hacer que tantas personas decidan arriesgarlo todo en un viaje sin mirar atrás? Desde su experiencia, la cantante Diana Ela nos dio una respuesta que quizás satisfaga cualquier inquietud al respecto.

Además, la joven intérprete de 22 años, que salió del anonimato con el lanzamiento de su primer disco en 2018,  nos habló del gran momento que está viviendo en la música, tras la dura experiencia que vivió de camino a Norteamérica.

Gente Latina: ¿Cómo fue la experiencia que te tocó vivir como emigrante?

Diana Ela: Como los dos meses más duros de mi vida, pero al mismo fueron los meses en los que más aprendí.

G.L: ¿Qué aprendiste como migrante?

Tres cosas fundamentales. Primero, la libertad es lo más importante que tiene el ser humano. Segundo,  a no darle valor a las cosas materiales, y tercero, aprendí más a cerca del valor de la solidaridad y lo fundamental que es para un colectivo de personas lograr sus objetivos.

G.L: ¿Cómo debe actuar la sociedad con las personas migrantes?

D.E: En el mundo entero hay un problema con la inmigración, y nos debemos solidarizar con estas personas (…). Yo supe lo que era, hasta que me pasó. Por eso ahora me hablan de migrantes y sé lo que puede ser.

G.L: ¿Cuál fue la travesía que realizaste antes de llegar a EE.UU?

D.E: Luego estar un año en Ecuador, en un viaje que duró dos meses, pasé Colombia, Panamá, Nicaragua, Costa Rica, México, hasta llegar a Estados Unidos.

G.L: ¿Por qué te detuvieron en México?

D.E: Me llevaron a una cárcel de inmigración, porque al llegar a Mexicali, en la frontera con Estados Unidos, las autoridades no podía constatar si el salvo conducto que me habían entregado al entrar al país para transitar por su territorio, era válido.

G.L: ¿Por qué  saliste de tu país?

D.E: En busca de libertad.

G.L: Justamente, acabas de lanzar la canción “Me liberé”, cuál es su mensaje?

D.E: Trata sobre las relaciones tóxicas. Y no solo las relaciones de pareja, sino todo lo que es tóxico en la vida. Uno se debe rodear de personas que nos aporten y liberarnos de todo lo malo.

“Me liberé” es el segundo sencillo de lo que será su primer trabajo discográfico, tras “Na pa mí”, que le sirvió para debutar como profesional. Lo más importante del caso, es que el éxito no se ha hecho esperar, y las dos canciones  cuentan con millones de visualizaciones en redes sociales y plataformas digitales.

La artista señala que su historia es apenas una más entre  millones de personas migrantes de Latinoamérica y el mundo, que sólo buscan un ligar mejor donde desarrollar sus sueños.

Diana Ela, se define como una artista nueva, y con menos de un año de debutar como profesional, no queda duda de que dice la verdad, sin embargo, solo hay que matizar, que es una figura emergente de la música que empieza a conquistar  el mercado internacional, justo el sueño que quería hacer realidad, cuando salió de Cuba.

 

Sobre El Autor

Periodista: director de los programas El Café Mañanero y Latino Deportes de Latino FM.